ir arriba

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
las emociones evolucionan jugando, nosotros investigamos los mejores caminos para ello

OrlandoEijo Int

investigando la mente para vivir mejor

Carrito de compras

 x 

Carro vacío

Buscar en la tienda

Nuestros Desarrollos

Seleccionar su moneda



 

Quien es reflexivo piensa y considera detenidamente un asunto antes o actuar.

 

Reflexividad e impulsividad, dos conceptos opuestos

 

Un león viene a comernos a toda carrera o una presa se aleja del lobo, en ambos casos nosotros y ellos debemos apelar a nuestra impulsivida, es decir tomar decisiones rápido, aunque no sean las más acertadas por no tener tiempo para pensarlas.

Por desgracia en la vida de las ciudades, en medio del estrés de la super población y lejos del entorno natural para lobos y humanos, apelamos a la impulsividad en todas las situaciones, no solamente en las que se hace imprescindible hacerlo.

Como si eso fuera poco, los juegos sociales apuestan al mismo esquema de acciones impulsivas: el clicker empleado en los cachorros para que realicen acciones rápidas y sin pensar demasiado, o los concursos donde "el que piensa pierde", en los que se debe presionar rápìdamente un botón para hacer una respuesta que debiera ser analítica, pero se transforma actos impulsivos que son recompensados. Nuestro estrés permanente nos lleva a desarrollar actividades poco reflexivas todo el tiempo, sea el clicker en los cachorros o juegos en los niños del tipo "en 5 segundos palabras que empiecen con A" ... todo apunta a actuar rápido y va destruyendo la capacidad de apelar a la reflexividad en nuestro cerebro.

 

La reflexividad busca lograr que sean capaces de entender la magnitud de las acciones que van a realizar, que analicen si esa acción les traerá consecuencias positivas o negativas.

 

Los perros y los niños reflexivos analizan todo lo que les sucede y cuanto ocurre a su alrededor. Observan el comportamiento de los demás, conocen perfectamente su entorno y la forma de actuar de los perros y las personas que les rodean. 

 

Tienen control de sus emociones, no actúan con precipitación ni con ligereza sino que meditan todas las decisiones que vayan a tomar, analizan las diferentes alternativas, sus ventajas e inconvenientes, y sobre ello deciden

 

 

Todas sus actuaciones son fruto de una profunda reflexión, meditan todo cuanto les acontece con detenimiento. Reflexionan no sólo sobre su presente y las circunstancias actuales, sino también sobre su futuro.

 

Transmiten tranquilidad y serenidad. Aprenden de sus errores, reflexionando sobre ellos y analizan el porqué de sus equivocaciones.

 

Ventajas de ser reflexivos:

 

  1. Se realizaran las acciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida
  2. Su vida tendrá más satisfacciones que la vida del que solo actúa por inercia o por influencia externa
  3. Mayor capacidad  de análisis, que a largo plazo será muy beneficioso en su vida
  4. Mejor desempeño en las diversas tareas que se le asignen

 

 

 

¿Como darse cuenta de que el perro o el niño está actuando reflexivamente?

 

Ser reflexivo no se trata solo de realizar acciones buenas sino de estar convencidos plenamente de que se está tomando la decisión más cercana a la corrección.

 

Es decir, ante una decisión, por ejemplo de comerse el pájaro que figura en la foto o no, en vez de actuar impulsivamente o simplemente por obedecernos, en este caso el perro piensa que si no se lo come esta actuando como debe y esta tomando la decisión correcta. Lo mismo ocurriría con un niño frente a, por ejemplo, un dulce.

 

 

 

Mientras que los cachorros y niños luchan por captar el mundo como es, los adultos se hacen conscientes de cómo podría ser

 

Factores que influyen en la madurez intelectual:

 

Aunque el cerebro de un cachorro o un niño se haya desarrollado lo suficiente como para permitirle entrar en la etapa del pensamiento formal, puede que nunca lo logre si no recibe suficientes estímulos educativos y culturales. En la madurez, no solo hay una maduración cerebral, sino que el ambiente que lo rodea también cambia, su ambiente social es más amplio y ofrece más oportunidades para la experimentación.

Todos estos cambios son fundamentales para el desarrollo del pensamiento. La interacción con los compañeros puede ayudar en este desarrollo.

 

Una buena sugerencia para aumentar la capacidad de reflexión:

 

- Habituarnos a hacerle pensar de actuar. Sus actos deben ser el fruto de una reflexión previa y no de la impulsividad. Tienen que saber que cuando actuan con impulsividad y sin haber reflexionado, sus actos podrán perjudicarle.

 

Los reflexivos tienen un mayor dominio de todas las situaciones y de sí mismos, pues son observadores y conocen con bastante exactitud lo que está sucediendo a su alrededor.

 

Sin reflexividad  las acciones que realicen carecerán de importancia , serán actos vacíos, impulsivos, realizados por simple inercia.

 

 

En nuestra sede de desarrollo trabajamos intensamente con este aspecto de la formación, ya que la impulsividad es moneda corriente en niños y perros inmersos en la sociedad moderna y estresante, y por lo tanto es fundamental que las actividades lúdicas ejerciten la reflexividad por sobre la impulsividad

Copyright © 2017 OrlandoEijo International Limited Liability Company Rights Reserved.